Con la utilización de carteles luminosos, el conductor que transita en la autopista puede recibir información de cómo opera la autopista en cada momento. Dichos carteles se instalan en la traza principal de la autopista, sus colectoras y/o en los ingresos o egresos de la autopista si correspondiere.

Esta información puede ser de diferentes tipos:
  • Mensajes de Precaución: alertan de la existencia de un incidente ocasional y tienen máxima prioridad para ser presentados al conductor (ejemplos: accidentes, niebla, etc.)
  • Mensajes de Prevención: alertan sobre la existencia de incidentes repetitivos (ejemplos: congestión, tránsito lento, etc.)
  • Mensajes de Información: mensajes relacionados con normas de seguridad, anuncios de tareas planificadas, datos de interés, etc. Este tipo de mensajes es el de menor prioridad de aparición

La información es generada en el Centro de Monitoreo y Control de Tránsito de la autopista, ya sea en forma automática o manualmente a través de un operador.

Por tratarse de mensajes que un conductor recibe circulando a alta velocidad los mensajes expuestos en los VMS deben ser breves y concisos dando preferencia a formatos pre-almacenados con mensajes estándar con el fin de lograr que un mismo fenómeno se anuncie siempre con un mismo mensaje.